lunes, 8 de marzo de 2010

Words


¿Que dirian si supieran que sigo guardando todos aquellos mensajes tuyos en
mi ordenador? y ¿Que de vez en cuenaod los repaso con el ansia del primer día?
Pues es verdad, y tambien lo es que los contesto, mas de una vez, aunque no los
envie. Les cambio las palabras a los que si envié, el sentido, haciendo que
dejen de significar lo que significaron, corvintiendolos en otra cosa. Imagino
lo que hubiera ocurrido con estas nuevas letras en lugar de las que envié.
Porque una frase, una palabra, es un arma cargada, como decia aquél, y una vez
que dispara ya no hay marcha atras. Es algo que nosotros deberiamos tener en
cuenta siempre. Y es que despues solo queda la oportunidad de fantasear y
retorcer los recuerdos hasta el infinito, convirtiendo el pasado en un presente
enfermizo

No hay comentarios:

Publicar un comentario